XXXVIII Maratón San Sebastián 2015

01 de diciembre de 2015

XXXVIII MARATÓN SAN SEBASTIÁN
(29-11-2015)


Uno de los grandes acontecimientos deportivos del domingo pasaba por Donosti. Para nuestro equipo sería ésta una prueba marcada en rojo en el calendario. Allí se desplazarían, tras meses de preparación, con todo lo que conlleva enfrentarse a la mítica distancia, cuatro compañeros entrenados para superar las muchas dificultades que entraña un maratón. A Euskadi, tierra en la que se cree en el deporte, llegaban con ilusión Fátima, José Vicente, el debutante Josecho y Rafa. La primera de ellas, la Gacela de Madridejos, regresaba a los 42,195 kilómetros 9 meses después de sufrir el mal trago de tener que abandonar en el Maratón de Sevilla aquejada de problemas estomacales. Su trayectoria atlética hasta aquel difícil día era prácticamente inmaculada. Su paso por el maratón, igualmente firme, se saldaba con dos metas grandiosas y un pedazo de marca registrada en marzo de 2014 (Roma. 03:26:11) en plena luna de miel. Hasta Sevilla todo eran buenas noticias en la distancia. Ahora, en San Sebastián, Fátima se enfrentaría a sus demonios en una demostración de fortaleza mental. De caer a levantarse y fijar la vista en el mismo reto; en el mismo escollo. Hay que ser duro para aceptarlo. Uno puede mirarla y pensar en aquella frase de Nietzsche con la que se abría la magistral Conan, el Bárbaro.

 

En la previa, recibiendo consejos de Pedro Nimo. Campeón de España
En el reto, con sus miedos y pensamientos, no estaría sola. Rafa acompañaría su transito por la intensa preparación durante meses, y a su lado correría para fijar un ritmo objetivo que devolviera a su esposa a la senda de Filípides. Igualmente, compartía aventura José Vicente, el gran veterano, quien prácticamente calcaba hoja de ruta pensando en viajar juntos hasta el final. El plan pasaba por respetar la bestia del maratón. Salir de menos a más, intentando regular el paso y poder incrementar la marcha paulatinamente desde la media maratón. No era momento de asumir más riesgos de los imprescindibles. Dadas todas las circunstancias, robar escasos minutos a las tres horas y treinta minutos era un reto suficientemente ambicioso en este otoño de 2015, repleto de éxitos para Fátima y José Vicente por otra parte, los cuales hacían pensar que llegarían en buen momento de forma.

 

Con Pedro Niño y Asier Cuevas

 

Atentos a la charla

Sin embargo, para José Vicente, pese a haber completado estrictamente el plan durante meses, el maratón no se presentaba en un buen día. Recordamos que las circunstancias del Circuito Provincial le obligaban a luchar con todo en el Medio Maratón de Miguelturra sólo 7 días antes. Conseguiría allá su objetivo, el cual le eleva a los mejores puestos para mayores de 55 años de Ciudad Real; sin embargo, la factura hay que saldarla. El terrible desgaste se manifestaría en San Sebastián desde los primeros instantes. Tocaba dar una lección más de experiencia. José Vicente, ante la enorme tensión muscular acumulada, y pese a sentirse bien cardiopulmonarmente, se dejaba caer con inteligencia del grupo para realizar la carrera en solitario con la intención de acabar en meta, que ya sería muy difícil en esas condiciones. Él siempre es muy consciente de sus posibilidades cada día. En Donosti lucharía por el objetivo, siguiendo el mismo desarrollo que Fátima y Rafa, a quienes divisaba en el horizonte, pero asumiendo unos segundos menos por kilómetro que podían marcar la diferencia entre romper muscularmente o completar la prueba. Su extraordinaria mentalidad y fortaleza se saldaban con un notable 03:28:27 que suponía su mejor marca en un maratón, el tercero en su hoja de servicios, demostrando la calidad que atesora. Enhorabuena. A veces conviene recordar que, pese a tratarse de un compañero camuflado como uno más, se mueve entre deportistas a los que saca tres décadas, codeándose en sus registros. Bajo la normalidad de su comportamiento se esconde un atleta extraordinario. Esta vez las circunstancias mandaban y no podría dar más, que ya era mucho, pero todo indica, sabedores de que apenas ha empezado a pronunciar la palabra maratón, que estamos ante un potencial dominador de la distancia.

Y volviendo a la pareja formada por Fátima y Rafa, a quienes dejábamos en el horizonte de José Vicente, cabe señalar un punto de inflexión en su maratón. Llegados al kilómetro 30, mirándose entre ellos y observando cómo adelantaban atletas sin cesar desde minutos atrás, convenían que la meta era ya visible en su imaginación. Cargados de optimismo, incrementaban aún más la velocidad para realizar una cabalgada repleta de fortaleza que les conducía a cruzar el arco en Anoeta en 03:27:01, consolidando el plan y doblegando la segunda parte en casi tres minutos menos que la primera, síntoma inequívoco de llegar enteros al momento cumbre, al igual que José Vicente, metros atrás, que se unía al término en 03:28:27, como señalábamos. Fantástico. Felicidades. Fátima rompía a llorar en el estadio. Había vencido a sus fantasmas. José Vicente apreciaba el haber completado el reto pese a llegar desgastado. Rafa, por su parte, se alegraba por los compañeros, pero también valoraba el hecho de recoger su cuarta medalla en un maratón. Y es que el capitán bien sabe que el cuerpo puede decir basta en cualquier momento, máxime cuando se fuerza durante todo el año. Entre ellos compartía la alegría Jose, fiel en sus labores logísticas, quien contenta veía entrar a toda la familia en meta.

Faltaba saber cómo se adaptaría Josecho a la distancia en su primer asalto. Receptor de todos los consejos posibles, el de Torralba llegaba a San Sebastián con su familia dispuesto a erigirse como maratoniano en el nuevo templo sagrado de su equipo de fútbol favorito; la Real Sociedad. Y allí, tras ser prudente en la medida de lo posible ante la ilusión, y aunque arriesgando un tanto las fuerzas en la primera mitad, con los compañeros de lejos pero a la vista, este corajudo deportista popular sabía sufrir contra el muro en el tramo final. Así pues, Josecho se convertía en JOSETXO, con mayúsculas, firmando un portentoso debut en un crono de 03:32:12. Nuestra más sincera enhorabuena y muestra de admiración. Su entrada en meta cerraba el pleno GP PHI POLIDEPORTIVO en Anoeta, quedando escrita una página gloriosa de nuestra historia. Nos vemos en la próxima!

 

 

2 Comentarios

  1. Capi

    Que buena crónica… Y que buena carrera….
    Enhorabuena chicos… Un placer haber coincidido con vosotros….
    A disfrutarlo que os lo habéis ganado.
    Un saludo..

    Responder
  2. JOAQUIN LOZANO BELLON

    Felicidades de nuevo a todos, cada uno por realizar su papel que tocaba en ese día, sin duda esa ciudad me trae muy buenos recuerdos, y seguro que apartir de este maratón a vosotros también. ENHORABUENA.
    SALUDOS

    Responder

Deja un comentario

Archivos

Categorías

¡Suscríbete a nuestra NewsLetter!

Te mantendremos informado de todas la novedades, crónicas y noticias del PHI Grupo Polideportivo.

Pin It on Pinterest

Share This