XXXI Maratón de Sevilla

28 de febrero de 2015

XXXI MARATÓN DE SEVILLA
(22-02-2015)

“El maratón es como ir a la búsqueda del Santo Grial; una aventura que se emprende, no necesariamente como una meta, con un punto de partida y una llegada. Lo que se aprende durante la preparación del maratón es tan importante como el día de la carrera” Spirit of Marathon (Jon Dunham, 2007.)

Iván, Fátima, Rafa, César y José Vicente

Cinco compañeros aceptaban el desafío de los 42,195 kms hispalenses desde una perspectiva común: respetar la mítica distancia, cada cual desde sus circunstancias, pero todos con un enfoque de futuro en esta prueba de leyenda. De esta manera, llegaban a la carrera Fátima, Iván, César, José Vicente y Rafa tras meses de concienzuda preparación orientada a firmar una marca exigente aunque asumible a las posibilidades de cada uno. Y es que hablamos de una prueba extremadamente compleja de la que los cinco se hallan enamorados, y con la que quisieran mantener una relación duradera basada en la constancia, la comprensión y el aprendizaje. En este sentido, nuestros amigos tenían el privilegio de acercarse a la historia y a los mitos al conocer a Martín Fiz y Abel Antón, los dos campeones del Mundo españoles (1995 Fiz en Goteborg, 1997 Antón en Atenas, 1999 Antón en Sevilla), durante la proyección del documental “Fiz. Puro Maratón”, exhibido en la feria del corredor. Un honor.

Rafa, con Martín Fiz y Abel Antón

EL DESPERTAR DE LA FUERZA
Hace algún tiempo, en una bodega no muy lejana,..nuestro capitán sentía una gran perturbación en la Fuerza. Entusiasta del maratón, Rafa percibía en César un potencial descomunal a todos los niveles para esta prueba. El joven fichaje llega con el aura de figura popular en ciernes, y su línea ascendente en el 10K, y, sobre todo, en el medio maratón, nos lleva a pensar que en su primera temporada con GP PHI POLIDEPORTIVO debería consolidarse como uno de los bastiones del club en estas distancias sobre las que posicionarnos semana a semana en el Circuito Provincial . Sin embargo, Rafa, tras la medición de midiclorianos maratonianos, decidía persuadir a César hasta los terrenos de los 42,195 kms, distancia para la que éste no tenía planes hasta sus años más veteranos, y que no encaja precisamente bien el el calendario de la competición regional.

LA AMENAZA FANTASMA
El discurso de Rafa calaba finalmente hasta convencer a César de que a sus 25 años debía emprender la gran aventura del maratón, y no con una mira cortoplazista, sino con el objetivo de progresar con paciencia tántrica durante años de conocimiento y mejora en una prueba para la que éste parece ser nuestro elegido. Pero el Lado Oscuro es poderoso, y César, joven e impetuoso, rápido y con orgullo, podía caer en la tentación de probar sus límites en el debut, sin duda empujado por una presión propia y externa a la que debía ser ajeno; un peligro que amenazaba echar por tierra su futuro de llegar a meta tras una experiencia extenuante que le alejara de la distancia, aun firmando una marca notable que en cualquier caso sería ridícula en comparación con la que César puede conquistar dentro de unos años si marca los pasos correctamente.

Rafa y César

 

Así pues, llegar al convencimiento de debutar por encima de las 3 horas se convertía en el primer gran desafío. Tutor y padawan discutían las posibilidades. El potencial impaciente de un posible Anakin Skywalker frente las trabas de un conveniente Obi Wan empeñado en protegerle y retrasar el momento de las grandes batallas hasta verle preparado. Horas de entrenos y diálogos entre capitán y debutante sellaban el acuerdo. Entendida la amenaza de ese invisible muro…ese espectro al que respetar, César habría de romper la marca de Rafa en Sevilla, pero haciéndolo en torno a las 3 horas y algunos minutos. El objetivo sería buscar buenas sensaciones y conocer la distancia. Esta decisión entrañaría una prueba de madurez soberbia. César, agazapado, debería esperar sus mejores días, asegurando ser capaz de convivir con una marca alejada de su potencial actual, pero que abriría el sendero de lo que creemos será una brillante carrera maratoniana.

EL RETORNO DEL GP
Las historias maratonianas de Iván, Fátima, José Vicente y Rafa eran de segundas y terceras partes, lo que les hacía llegar a la prueba desde el conocimiento de causa. El primero de ellos venía de una experiencia agridulce el pasado noviembre en Valencia. Nuestro guerrero almodovense debutaba en la ciudad del Turia con valor y fuerza, pero el maratón trataba con crudeza a nuestro compañero, quien lograba cruzar la meta, imaginando no defraudar a su pequeño, tras haber de atravesar un muro que casi resulta infranqueable para el bueno de Iván. Consciente pues de los peligros, éste decidía sumarse a la aventura al ritmo impuesto por Rafa para el grupo que él mismo, Fátima y José Vicente formaban con el objetivo de firmar un 3 horas 26 minutos que replicara aproximadamente el logro que la Gacela y el capitán alcanzaran en Roma hace un año. Y es que el plan pasaba por consolidar esa marcha, desarrollando la carrera de menos a más, con la esperanza de sufrir considerablemente menos que en la capital italiana como consolidación en su progreso. A este empeño también se sumaba José Vicente en su segunda experiencia maratoniana, ya que sería más que suficiente avance tras su cómodo 03:58:50 de 2012, cuando llegaba insultantemente fresco de la mano de Fátima y Rafa en el modesto pero perfecto debut de los tres en Ciudad Real.

 

 

MARATHON STRIKES BACK
Con la perspectiva del 03:26 partían los cuatro desde la La Cartuja en una mañana soleada que prometía instantes demasiado calurosos, más dañinos si cabe tras haber entrenado en las últimas semanas en unas condiciones meteorológicas radicalemente distintas. Por delante del grupo, César había emprendido su trayecto con ilusión y responsabilidad.

 

Los primeros kilómetros se desarrollaban con tranquilidad, según el plan y con el optimismo de controlar la situación en esta suerte de Halcón Milenario en el que viajaban los cuatro amigos. Pero el maratón es un poderoso rival, y pasado el kilómetro 27 contraatacaba zarandeando la expedición GP PHI POLIDEPORTIVO de la manera más dura e inesperada: con la retirada de Fátima, quien por primera vez en su trayectoria debía detenerse en una prueba aquejada de problemas estomacales. Sabedora del calvario y el riesgo que supondría intentar proseguir la marcha, y tras valorar mínimanente la opción de caminar a duras penas hasta meta después de vomitar, aunque entrase en tiempo oficial, nuestra campeona decidía no hacerlo en busca de una medalla de la que ya no se sentiría orgullosa. Ella entiende el maratón como una carrera en la que estrictamente se corre, y bajo esta visión particular y por esta vez, las circunstancias mandaban su incapacidad en este día concreto para no poder vencerlo. Se levantará y volverá a por su tercer maratón. Los reveses forman parte de esta historia. Cabe agradecer a una espectadora anómina que pusiera a disposición su vehículo para acercar a Fátima al estadio de la Cartuja, ya razonablemente repuesta una vez daba por finiquitada su participación. Ánimo, y a seguir. Es deporte.

 

EPISODIO V.
Con el jarro de agua fría que suponían los problemas de Fátima, sus tres compañeros titubeaban durante unos kilómetros antes y después del suceso, tardando un tanto en readaptar su ritmo a la nueva situación. Como resultado de estos vaivenes, se realizaba un desgaste físico y emocional que hipotecaría, aunque sin gran importancia, el reservado de fuerzas previsto para los últimos kilómetros, fundamentalmente en los depósitos de Iván en mayor medida, y de José Vicente en menor grado. Y es que tras el abandono de su mujer, Rafa en primera instancia proseguía con el ritmo previsto tratando de mantener la calma, pero un José Vicente algo descolocado le arrastraba a acelerar la marcha. Iván se retrasaba unos metros en ese instante, bastante cauteloso y con buen criterio, para más tarde enganchar con padre e hijo, y, a continuación, cambiar las tornas con José Vicente, el cual se dejaba caer con prudencia, uniéndose ahora Iván a un Rafa ya en plena progresión irrefrenable.

Los siguientes kilómetros mandaban el nuevo orden en carrera. Recordamos a César por delante, quien corría con inteligencia para encontrarse fortísimo de cara al tramo final, en similar situación a la de Rafa, al cual Iván invitaba a seguir definitivamente en solitario. Así pues, Iván pasaba a pelear contra el muro, volviendo a conectar José Vicente con él para acabar ambos el maratón en compañía al mejor paso posible, y con la sensación de haber cumplido el expediente con corrección. Enhorabuena. 03:30:52. Nueva mejor marca para ambos, que tanto uno como otro dan por excelente con la seguridad de haber puesto una piedra más en su camino y con la certeza de haber sumado esta experiencia para bien.

 

UNA NUEVA ESPERANZA
Narrábamos antes el debate que César y Rafa mantenían en los meses previos a la cita sevillana. Mentor y pupilo, experimentado y novato, consejeros mutuos, amigos y caballeros GP decididos a conquistar los 42,195 kms realizando un segundo medio maratón más rápido que el primero con la esperanza de probar que el muro, dentro de su dureza, puede y debe esquivarse en su peor versión, tomando esta experiencia como un paso más en la que esperan que sea una próspera vida deportiva como maratonianos de bien.

Y así sería. Cesar por delante y más tarde Rafa, pues la diferencia de nivel entre ambos es notable, se abrían paso con tremenda fortaleza entre los elegidos para conquistar el maratón, confirmando una sensacional aceleración desde el kilómetro 30, y concluyendo su participación en los instantes finales con ritmos por debajo de 4 min/km que sellaban la premisa de completar una segunda parte más rápida que la primera, lo que en el caso de César era aún más pronunciado, anunciando su calidad y potencial en el gran fondo con una rebaja de 6 minutos respecto al paso por el medio maratón. Su marca, 03:02:42 supone su prudente puesta de largo y el nuevo mejor registro masculino del club. César, llamado a ser uno de los paladines GP PHI, vencía y convencía. Tiene corazón y piernas, pero ha demostrado tener aún más cabeza, lo que le catapulta al escalafón de las grandes promesas del club.

 

Dejando la marca del club ya en manos de su compañero, y a sorprendente ritmo de sprint, Rafa entraba pletórico de energía en La Cartuja cumpliendo la hoja de ruta al clavar un 03:26:26 que le dejaba la grata sensación personal de poder exprimir muchísimo más sus posibilidades en la prueba tras rebasar a cerca de 800 corredores desde el kilómetro 30, pero sin celebrar su logro al no entrar de la mano de sus compañeros de viaje iniciales, y fundamentalmente preocupado por Fátima, a quien buscaba con insistencia en las instalaciones del estadio, si bien pronto se encontraban para tranquilidad absoluta de todos.

Y así, con la seguridad de haber aprendido muchísimo en el día, y con la esperanza de mejorar deportivamente en base a ello, los cinco amigos, además Jose, Sara y Ester, las acompañantes a quienes agradecemos su atención, volvían a La Mancha pensando en futuros retos. Que la Fuerza nos acompañe. Nos vemos en la próxima!

 

0 comentarios

Deja un comentario

Archivos

Categorías

¡Suscríbete a nuestra NewsLetter!

Te mantendremos informado de todas la novedades, crónicas y noticias del PHI Grupo Polideportivo.

Pin It on Pinterest

Share This