El Privilegio Trail

21 de noviembre de 2021

EL PRIVILEGIO (la historia):

En noviembre de 1420Villa Real apoya, con 1.500 soldados, a don Juan de Aragón, quien acudía al Castillo de Montalbán a liberar al rey del sitio al que le tenía sometido don Enrique de Aragón (hermano de don Juan). Como premio a su ayuda en el golpe de Tordesillas, el rey Juan II de Castilla concede un Privilegio Rodado a Villa Real, otorgándole la categoría de ciudad, por lo que pasa a llamarse Ciudad Real. EL PRIVILEGIO 100 MILLAS, seis siglos después, recrearía el recorrido que hizo el correo real desde el Castillo de Montalbán hasta la Puerta de Toledo en Ciudad Real.

Las 100 millas del PRIVILEGIO surgen de revivir la historia de Ciudad Real, vinculada al Castillo de Montalbán y al devenir del Golpe de Tordesillas perpetrado contra el rey Juan II de Castilla y las Órdenes militares. 100 millas donde el desnivel no sería la mayor de las adversidades. El enemigo serán las inclemencias meteorológicas, la soledad y la semi-autosuficiencia. Pero desde la organización se querría dar también la oportunidad de participar de la carrera y ser parte de la historia de El Privilegio. Por ello se creaba una carrera más asequible: 6 Leguas para disfrutar del recorrido, de los campos manchegos, caminos, sendas, pueblos y paisajes de un gran entorno, desde Piedrabuena hasta la Puerta de Toledo.

La cita combinaría deporte, cultura e historia, y estaba programada para el año pasado, dentro de los actos conmemorativos del VI Centenario de Ciudad Real, pero tuvo que posponerse a causa de la pandemia.

Javi Santos, el compañero involucrado en la modalidad de 100 millas, nos narraba su aventura más larga de continuo, con un final bastante mejor del esperado. 178 kilómetros por su gps a los que se enfrentaba con mucho respeto, conociendo la primera parte y quizá más dura del recorrido, del que tenía mal recuerdo de la THT’16, pero que a la vez, sirvió para lecturas de aprendizaje.

Salida neutralizada aparentemente acompañados del club ciclista de Montalbán. Recorrido en ascenso ligero y algo más picado hasta el primer avituallamiento. El segundo tramo de la carrera llegaba a la primera base de vida, curioso nombre… , Corría el km 75-76 por la carrera, por el gps algo más. Hasta el momento toda la noche prácticamente había alternado entre andar a buen ritmo y correr para no enfriarse con una actitud muy reservona por su parte, ya que cruzar por la orilla del Pantano de Abraham, si no lo haces así… te pasa factura . En este segundo tramo mataba ese momento donde tuvo que tirar la toalla en otro tiempo atrás… en aquella THT’16.

Allí sentado, cambiando de calcetines y zapatillas… cogiendo fuerza, pensaba, es la hora??? Sí, es la hora, desde allí hasta el tercer avituallamiento, excepto algunos tramos, todo fue correr, era ese el momento clave y lo aprovechaba. Parajes preciosos y muy diversos dónde al ir de día se disfrutaba a tope. Del avituallamiento 3 a la segunda base de vida, situada en Piedrabuena, otro tramo durete y que le pillaba ya en la segunda noche, está vez en una zona boscosa bastante profunda y que con el frontal apuntaba hacia el bosque, y solo veía ojos mirándole. Iba solo y empezaban a tornarse formas raras. Entonces Javi pasaba, si no algo de miedo, sí respeto…además de no haber cobertura… Para combatir esa sensación pensaba en toda la gente que tenía detrás, en Esther, su mujer que estaba pendiente del seguimiento, de vosotros equipo, que le llovían los mensajes de los que están lesionados y están deseando de vestirse de rosa, de Álvaro que es un titán y de sus hijos de Beatriz que le decía que tuviera cuidado, y de Bruno con sus chapurreos. Es más, allí estaba Javi canturreando los Cantajuegos… La verdad que estar en ese silencio son de las cosas que te impresionan de estos eventos.

Llegaba a Piedrabuena, zona rosa por excelencia en donde, tras estar dando vueltas a ver si daba por fin con el pabellón.., alguien le daba palmadas. Sorprendido veía a Ricardo, gran alegría en ese momento «y no sé lo podía expresar jajaja» . Ya estaba todo hecho, lo más difícil, las sensaciones muy buenas, tanto que pretendía dormir allí un poco, pero no se reunían las condiciones para ello. Aquí Javi apuntaba que tuvo un error, el no comprobar que las ampollas de las plantas las tuviera reventadas. No lo hizo, y eso le pasó factura después. Lección aprendida.

La última parte de la carrera, ya con todos los pronósticos superados, decidía hacerla andando, con dos chicos madrileños, ya que aun así llegaba con tiempo de margen  incluso el marcado en su planificación inicial. Meta en la puerta de Toledo cerca de las 5:40. Medalla, carrera terminada, pica rosa en la distancia y una ducha rápida… Sensaciones enormes. Como en el pabellón tampoco había zona de descanso, Javi se fue al coche a descansar, y lo hizo con gusto escuchando caer la lluvia.

En la mañana del domingo, ya algo repuesto con la compañía de sus padres, veía como llegaban los de las 6 leguas, Óscar y Ruda hacían historia y la pena no ver a Ricardo… Javi narraba «Tres picas más para esta nuestra historia, la historia de un club que tiene un gran futuro labrado a base de kilómetros, esfuerzo y las grandes personas que lo forman.
P.D. Gracias a mis padres, que en la salida del bus y el domingo estuvieron a mi lado, a mi club, que no hay otro igual, a la asociación mis metas por ti, a la organización de este evento que se mejora cada vez y eso que dar cobertura a una aventura tan grande requiere un enorme esfuerzo y como no a la mujer que se prepcupa más por mi que yo mismo. GRACIAS ESTHERCILLA, eres la que siempre me anima en mis momentos más malos. Te quiero mucho.
Hasta la próxima… Que será…..☺️. »

Gigante Javi Santos, nos hacía vibrar durante 31 horas y 12 minutos, siguiendo el equipo su progreso y aventura en la impresionante prueba de 100 millas. Sería él el representante en la modalidad reina de El Privilegio. Un referente cercano en la ultra distancia para todos los compañeros. Sensacional, ¡enhorabuena!.

Por su parte, Óscar del Río registraba un crono de 2:46, siendo séptimo de la prueba de 6 leguas, empleando la cita como preparación para la última prueba de la Copa Trail de CLM en 2021, en Sierra Madrona.

 

Liberado de tensiones, Ruda (3 horas y 25 minutos) desarrollaría su carrera de 6 leguas en tres partes, haciendo marcha en un 70% de la prueba y alcanzando ritmos por debajo de 8 ‘/km … incluso de 7:30. Nuestro compañero necesitaba acabar bien, y lo lograba, ya que no lo estaba, como se vio en Zenagas. Terminaba muy contento, por lo que se quitaba un peso de encima después de unos meses complicados tanto a nivel mental y como físico. Por su parte, un Ricardo visiblemente en forma, demostraba buen estado al llegar triunfante a la Puerta de Toledo desde su localidad, Piedrabuena, poniendo una nuevo hito en su camino deportivo personal. Acababa entero y extremadamente feliz, que es lo más importante, en 3 horas y 43 minutos. Enhorabuena a todos y gracias por representar al equipo en esta cita de calado deportivo – cultural para el equipo. Nos vemos en la próxima!

 

0 comentarios

Deja un comentario

Archivos

¡Suscríbete a nuestra NewsLetter!

Te mantendremos informado de todas la novedades, crónicas y noticias del PHI Grupo Polideportivo.

Pin It on Pinterest

Share This