Yugo 10K Carrera Urbana de Socuéllamos 2024

23 de junio de 2024

Premios

Primeros por puntos Circuito, Terceros Mejores tiempos mixtos
Jesús Carrasco Segundo local
Francisco Flores Segundo local veterano
José Vicente Segundo M60
Trini Sánchez-Valdepeñas Tercera M40

Nuestro grupo de aficionados sigue escribiendo una bonita historia como equipo. Nos movemos en el panorama amateur, lo que viene a definir que esto es un entretenimiento, ni más pero tampoco menos, que debemos orientar hacia la salud física y anímica. Ninguno de nosotros marchamos hacia otro horizonte deportivo. Prácticamente queda todo dicho en cuatro líneas.

Estamos embarcados en este mundo de las carreras por puro disfrute y en el modesto marco de los llamados “populares”. Así pues, un domingo más, nos disponemos a exprimirnos en un esfuerzo aceptado como reto personal y ocio, configurando un modo de vida deportivo que encuentra satisfacción en la consecución de los objetivos por los que entrenamos. Y la preparación para estos desafíos es la parte más saludable, pero que sería difícil llevar a cabo sin tener en cuenta el dibujo completo, sin esa perspectiva de participar y exponerse en una carrera.

El Circuito de Carreras de Ciudad Real nos permite batallar individualmente y como colectivo. Esta retroalimentación entre ambos aspectos mantiene la tensión necesaria para seguir enganchados a esta forma de entender una parte de nuestro tiempo libre. Suena bien, porque realmente es un paquete muy bueno si sabemos interpretarlo. Alrededor de este ambiente se dan cita muchos aspectos ciertamente positivos: deporte, amistad, valores y salsa competitiva. Si todo confluye para bien, el resultado puede ser tan soberbio como 33 victorias consecutivas como equipo a los puntos en el Trofeo Diputación, con la que hoy narramos, pero sobre todo unos índices de participación sostenidamente elevados a lo largo de los años, el verdadero éxito del club.

Conocemos la respuesta, sin embargo cabría preguntarse de cuando en cuando si lo que vivimos merece el empeño en cada sesión preparatoria y el tiempo que dedicamos a esta actividad. En la balanza debe pesar en todo caso lo mucho y bueno que podamos recibir en distintas formas. Es necesario preguntarse qué sería de nosotros sin ello, cuánto dejaríamos de percibir anímica y físicamente.

La inquietud de un club como el nuestro, que trata de aunar intereses similares y comunes, es mantener animados a sus miembros. Claro que no es sencillo. Somos personas, por naturaleza todos complejos. Aplicar simplicidad como filosofía para el conjunto encierra no pocas dificultades, más si no se pone voluntad y comprensión por doquier. Sin estos elementos, la armonía sería un completo imposible, y sin ella perdemos el gran componente que nos aporta pensar que merece la pena luchar por este equipo. Esa comunión es vital. Si tenemos alguna probabilidad de seguir manteniéndola, esto pasa por poner todos de nuestra parte desde los aspectos más humanos.

Mimar al equipo entre todos, hacerse querer y valer a base de bien, es la energía que necesitamos. Porque si todos nos hacemos dignos de ese cariño, de manera individual, el resto se esfuerza gustoso por hacer feliz y campeón al compañero, que a su vez somos cada cual, en un ciclo continuo. Y esto es especialmente valioso en los momentos de mayor sacrificio físico, cuando sentimos luchar por algo más allá y mayor que uno mismo.

Es una bendición tener motivos adicionales por los que mantener el pulso deportivo: construir y mantener un equipo. Y no es algo que vendrá seguro al unir personas afines bajo unos colores. Y puede no salir adelante, aunque se tenga un gran plan colectivo, una perfecta organización o un nutrido presupuesto. Quizás tampoco salga aunque se marquen objetivos aparentemente comunes. Ni es solo cuestión de contar con bellísimas personas. Simplemente sucede o no sucede esta reacción entre todos. Y sí es necesario lo descrito, pero no suficiente. Hay que cultivar cada día. Ponerle intención e interés. Nada rueda solo.

Socuéllamos volvía a su horario matutino tras dos años como carrera nocturna. A diferencia de su fecha original en otoño, ahora se propone en verano, y lógicamente hace bastante calor más allá de la madrugada. La temperatura a las 10:00 horas sería elevada, aunque nunca tanto como las dos ediciones pasadas. Este hándicap por supuesto pesaría en el desarrollo de este 10K que sigue manteniendo algunas de sus constantes: innovar, cuidar sus regalos, proponer un circuito rápido y homologado dentro del calendario y tratar de configurar una gran fiesta del atletismo que mezcle populares con algunos corredores de élite.

Nuestro conjunto se presentaba como el más numeroso y cumplía el pronóstico para anotarnos una nueva victoria dentro de esta increíble racha que encadenamos desde noviembre de 2022. El liderato rosa sigue siendo firme en este 2024, tras la disputa de esta, la décima prueba del Circuito, con aún nueve por delante y la conciencia de estar protagonizando algo realmente especial, con esmero de todos.

Por categorías, fuente de los puntos que nos convierten en el equipo líder, el repaso arranca por Sénior Femenina, con nuestras más jóvenes encabezadas en meta por la luchadora de Bolaños Lourdes Almansa (00:41:48 / 7), que aun no plena de forma, tiene calidad para seguir primera general de la categoría en el Circuito y hoy saber cumplir con la suma. Dos constantes más en este grupo de edad son la esforzada y simpatiquísima María Trujillo (00:50:10 / 14) y por supuesto la jovial Chari Domínguez (00:55:05 / 23), que sigue con su pleno en la competición.

Cuatro compañeros para defendernos en el Sénior Masculino, cumpliendo una buena aactuación del potro Carlos Mansilla (00:33:18 / 6), pese a competir en un gran 800 metros la tarde anterior; también en sobresaliente nivel el de Torrenueva, Javier Felipe (00:34:19 / 9), notable alto para Juan Antonio Donado (00:39:02 / 20), aunque el final de la carrera obviamente pesaba, sacando adelante la tarea un fijo como es el joven Aitor Camacho (00:40:28 / 22), y construyendo con humildad Eusebio Delgado (00:53:01 / 68), sabedor que las grandes obras empiezan por pequeños pasos.

Volvíamos a contar con cierta escasez de piernas disponibles en Máster 35 Femenina, pero lográbamos pelear con dos compañeras, una cada día más sólida Cristina Ruiz (00:47:51 / 6), prácticamente igualando su marca personal, y la fija Esperanza Parada (00:56:07 / 15), que ha completado hasta la fecha 9 de las 10 pruebas del 2024, firmando hoy una muy buena aparición. En la Máster 35 Masculino daba un excelente rendimiento Eugenio Ramírez (00:37:16 / 13), en una carrera de gran valía, y también se empleaba con ahínco José Ramón Sánchez (00:40:06 / 19), en una actuación en la línea de buen nivel de las últimas. No llegaba pleno de salud Álvaro Infante (00:56:58 / 50), resfriado, pero lograba aportar a la suma, circunstancia muy importante en esta categoría necesitada de efectivos.


En Máster 40 Masculino abanderaba la expedición un Santi del Río (00:36:57 / 13) que por enésima vez rendía al nivel que se impone y necesita el club, dicho sea de paso. Gran actuación en casa para Jesús Carrasco (00:39:48 / 27), segundo local general. También sobresaliente y en línea ascendente Francisco Manuel Medina (00:39:54 / 28). Satisfecho se le sentía. va a más. Por su parte, David Sánchez “Milano” (00:42:55 / 37) ciertamente está confirmándose como un activo muy importante como asiduo de las alineaciones en 2024. En la categoría veterano también era subcampeón local Francisco Flores (00:43:06 / 38); y cumplía con el equipo Gregorio Chaves (00:46:49 / 52), que no se perdía la cita.

Tres compañeras en Máster 40 Femenina, formando con Trini Sánchez Valdepeñas (00:41:49 / 3), que lograba una vez más estar en el podio de la categoría, como tercera en esta oportunidad; Fátima De La Llave (00:48:58 / 10), dando otro pasito adelante en su largo camino hasta el nivel que mostrara en el pasado, esto es, el de una de las mejores del Circuito, y Ana María Mora (00:52:52 / 14), que regresaba a la alineación con una contributiva puesta en acción. Necesitábamos al menos tres efectivos en Master 40F, y disfrutamos de esta posibilidad para competir.

En la muy puntuable Máster 45 Masculino volvíamos a contar con la veteranía del capitán Rafael Noguera (00:38:52 / 13), mejorado de sus problemas en el aquiles y dando un rendimiento algo superior a las anteriores actuaciones, mostrándose en vías de mejora, las mismas que se aprecian para un Óscar Del Río (00:42:50 / 27) que dejaba una muy buena impresión, dado que hay que considerar que corría exitosamente en San Carlos del Valle su trail apenas 10 horas antes. Afortunadamente contábamos con José Luis Ruda (00:44:34 / 30) en Socuéllamos, y muy significativa la suma que aportaba en esta categoría tan competida en la que es crítico tener siempre una buena presencia, lo que completábamos con los amigos Ángel Canales (00:50:38 / 63) y Jorge Rodríguez (00:52:26 / 71), corriendo hoy también cerca de su localidad, Tomelloso, y siguiendo creciendo en el equipo.

En Máster 50 Masculino alinearíamos al amigo de Ángel y Jorge, el también tomellosero Luis Miguel Morales (00:41:41 / 15), un corredor de gran fortaleza que se va recuperando de una lesión, circunstancia parecida a un hombre importante en las últimas temporadas como es Pedro Arribas (00:41:45 / 16), y completábamos la buena suma en Master 50 con un Ángel Francisco Camacho (00:43:53 / 28) que llegaba con muchísimas dudas a la previa, aquejado de problemas en la planta del pie, con síntomas de fascitis, pero que finalmente se veía con oportunidades de formar y sumar.

En Máster 55 Femenina serían tres la mujeres veteranas que podrían disfrutar de la prueba socuellamina, prácticamente fijas absolutas en el presente rosa, con las incombustibles damas Blanca Romeral (00:48:58 / 4), un seguro de rendimiento avanzado; Mª Luisa Piedrabuena (00:55:01 / 9), que siempre siempre siempre resuelve, y con una sonrisa; y Gloria Martín (00:59:04 / 10), que se las apaña para superar dolores y no faltar a la cita, aun no viviendo la previa ideal, por asistir a una boda. En versión Máster 55 Masculino se desenvolvían de maravilla tanto Agustín Morena (00:41:00 / 7), que una vez más dejaba señales de un estado de graca que se alarga en el tiempo, y un animoso siempre Ángel Rodríguez (00:51:03 / 22). Bien el de Madridejos.

Los compañeros del Máster 60 Masculino siguen mostrando el camino hacia una posible longevidad atlética de enorme nivel. Así, empieza a volver a su mejor forma José Vicente Noguera (00:41:03 / 2), que siente que volverá por sus fueros, si bien tampoco se ha alejado del podio en sus valles de forma por lesión. Suma y sigue la categoría con el gigante Enrique Carlos Calero (00:48:18 / 14), grande del buen humor y el bien rendir, como se puede confiar en el experimentado Satur Tendero (00:50:29 / 18) y el cada día más asentado, podemos decir que ya plenamente, Alfonso José Parra (00:52:27 / 21). Enhorabuena a todos. Nos vemos en la próxima!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos

¡Suscríbete a nuestra NewsLetter!

Te mantendremos informado de todas la novedades, crónicas y noticias del PHI Grupo Polideportivo.

[/db_pb_signup]

Pin It on Pinterest

Share This