Media Maratón Lisboa 2016

24 de marzo de 2016

MEDIA MARATÓN LISBOA 2016
(20-03-2016)

Cosas del destino, nuestro amigo José David llegaría a la Media Maratón de Lisboa por coincidencia y por los pelos, conociendo de la competición al hojear una revista obsequiada en la media de Valdepeñas. La fecha de la prueba coincidía con el que sería el mismo domingo que ya tenía reservado un viaje turístico a la capital portuguesa con su pareja y unos amigos; así que, ¿cómo no aprovechar que ya estaría allí para participar, si es que estaba a tiempo de inscribirse? Dado que efectivamente quedaban algunos dorsales aún libres, José David se apuntaba buscando una nueva experiencia, con la oportunidad añadida de ser “internacional” con el club, algo que también le hacía ilusión.

Sus entrenamientos previos apuntaban hacía una mejora marca personal (actualmente en 01:40:13), expectativa propia que no podría cumplirse a la postre; a saber, por varios factores propios de un viaje realmente más lúdico/festivo que deportivo: mucha cerveza, demasiada a juicio del propio protagonista, más comida y muchísimo pateo con infinidad de cuestas irregulares y escalones, completando, con exageración incluida, los similares a dos medias maratones más, una el viernes y otra al día siguiente! El costillar del sábado por la noche también tendría algo que ver. Pero volviendo al núcleo competitivo, la media maratón, señalamos las 35.000 personas inscritas, entre la media, la media pro, y el 10k, conformando un atronador ambiente del que formar parte. Espectacular la salida desde el puente de “San Francisco”, cortado en las 2 direcciones para la carrera, sólo para los corredores. Sensacionales vistas de la desembocadura del Tajo y de la ciudad, por los 2 lados. Esta visión merecía el viaje. Cuenta José David, cámara en pecho, que tomó más fotos que pasos daba.

La dificultad venía de ese enorme gentío en primera instancia, con diferentes ritmos, haciéndose imposible concretar una velocidad estable, lo cual llevaba a esquivar a los más lentos, pasando los más rápidos delante de él, conllevando bastante peligro y desgaste físico y mental. En esta situación no tardaría en verse una caída a 2 metros de José David. No sabemos cómo acabaría, esperemos que sin gravedad, pero el buen susto ya iba en el cuerpo.

El recorrido transcurría a la par y en paralelo al río por una larga avenida, que, de no ser por habérsela pateado el día anterior para ir a recoger el dorsal, a nuestro compañero se le hubiera hecho más larga aún. Durante la primera mitad de la prueba José David marchaba bien, a ritmo tranquilo, disfrutando y echando fotos cada 100 metros. La segunda parte fue la que pasó la factura de la poco ortodoxa previa, deseando que terminara pronto el suplicio, con malas sensaciones y bajando el ritmo cada vez más.

El resultado deportivo no pudo ser más insatisfactorio por desgracia, terminando en meta muy cansado, desganado y casi (sólo casi) lamentando el haber participado en la carrera, a punto de parar y echar a andar, sobre todo al ver a mucha gente caminando, a otros siendo atendidos por los sanitarios de la organización, con imágenes dantescas que desalientan, y a gente que no esperaba que le pudiera llegar a adelantar; pero la terminó al fin y al cabo, con ese sufrimiento en mente y cuerpo, y con la medallita al merito por superarlo. Y es que el amor propio vencía al dolor de piernas y a la flaqueza de fuerzas, planteándose finalmente este hecho como victoria y sintiendo que eran buenos estos kilómetros para el futuro, echando a la mochila una experiencia enriquecedora a fin de cuentas, de la que aprender además, en una gran ciudad.

Ahora toca reponerse y pensar en la siguiente, con el convencimiento de seguir sumando y, sobre todo, disfrutando. El tiempo de la carrera no tiene trascendencia tras lo expuesto, pero es el marcado como dato: 01:59:30 indicaba el inmisericorde crono en una meta que se puso más cara de lo previsto. En resumen, una carrera sufrida y “dedicada a todo el club rosa, al que eché mucho de menos en la prueba”. Mucha humildad la tuya, amigo, y sinceridad en un trago complicado al no salir demasiado bien la carrera, aunque completada con coraje. Gracias por representarnos en esta enorme media maratón. Una pica en Portugal. Nos vemos en la próxima!

0 comentarios

Deja un comentario

Archivos

Categorías

¡Suscríbete a nuestra NewsLetter!

Te mantendremos informado de todas la novedades, crónicas y noticias del PHI Grupo Polideportivo.

Pin It on Pinterest

Share This